¿Cómo ganar fuerza de voluntad?

¡Hey! ¿Te has dado cuenta de que pasa y pasa el tiempo y sigues postergando tus metas, por no tener la fuerza de voluntad para comenzar desde ahora a luchar por ellas? ¿Quieres saber cómo ganar la fuerza de voluntad que necesitas? ¡Llegaste adonde es! Te tenemos este top 10 cómo ganar fuerza de voluntad que te pondrá activo para cambiar tu vida.

Comencemos con decir que la fuerza de voluntad es la capacidad que tiene cada persona para manejarse a sí misma, tener la motivación para vencer los obstáculos y así lograr las metas propuestas.

1 – Nutre tu cerebro

Si tienes buen apetito este paso es para ti (claro no hablamos de comida chatarra) pero si puedes hacer grandes aperitivos con lo que a continuación te mostrare y a empezar a ganar fuerza de voluntad.

Para esto se requiere de una alimentación rica en fibras y proteínas (como granos, cúrcuma, frutos secos, brócoli, apio, coliflor y pescados) que le permitan al cerebro mantenerse sano y centrado en tus planes.

Son alimentos de fácil adquisición y se encuentran en cualquier parte del mundo, sólo tienes que incluirlo en tu dieta, así que ¿Qué esperas? Ándate por un emparedado de pescado para aumentar tu fuerza de voluntad y seguir el top.

2 – Consume glucosa natural

La comida va de la mano con la fuerza de voluntad, así que ahora seré un rellenito con mucha fuerza de voluntad, ahora otra manera de ganar fuerza de voluntad es consumir glucosa natural, ya que, está suministra la energía necesaria a las células para que realicen los procesos en nuestro cuerpo.

La fuerza de voluntad disminuye los niveles de glucosa en la sangre al igual que hacer un esfuerzo físico; por lo tanto, debemos ingerir alimentos con alto contenido de glucosa natural como: zanahoria, avena, espaguetis, jugo de naranja y plátanos entre otros.

3 – Tráza tus metas una a una

Lo más importante para empezar a ganar fuerza de voluntad es trazarte metas, seria completamente irreal ganar voluntad para hacer algo si no se tiene nada planificado.

Se comienza con trazar una meta fácil de realizar y luego vas proyectando una a una las siguientes metas, para esto puedes colocar una lista de metas logradas y metas por lograr en un lugar visible (puede ser la entrada de tu habitación). Cuando las vayas logrando, verás que vas ganando más fuerza de voluntad para seguir haciendo planes con mayor grado de dificultad, ya sea a corto o largo plazo.

4 – Hazte regalos por cada meta lograda

¿Qué satisfacción da conseguir lo que queríamos, cierto? ¡Merecemos un premio por lograrlo! De eso se trata, hazte un regalo por lograr con esfuerzo lo que tanto querías, algo que te complazca, que te motive a luchar y a ganar fuerza de voluntad.

Puedes empezar dándote un chocolate o algún dulce que te de alegría, o incluso busca tarjeta con mensajes motivacionales y regálate una cada que cumplas tus metas. Si lo haces la satisfacción será el doble, una por alcanzar tu sueño y la otra por el premio que te diste, así que a empezar con los obsequios.

5 – La automotivación es la clave

Según Daniel Goleman, “La automotivación es uno de los cinco pilares que definen la Inteligencia Emocional.” Consiste en darnos a nosotros mismos el entusiasmo, el interés y las razones necesarias para realizar algo o tener un comportamiento determinado.

Para ganar fuerza de voluntad a través de la automotivación es necesario que nos conozcamos a nosotros mismos y tener autocontrol.

Si trabajamos la automotivación tendremos la capacidad de tener una mente manejable, resistente a los cambios, a las frustraciones, seremos tolerantes a los diferentes escenarios del entorno, resolveremos cualquier conflicto que se nos presente sin que estos nos debiliten las ganas de seguir adelante.

La automotivación nos permite ir a una zona llena de oportunidades donde el miedo nos protege en lugar de limitarnos en alcanzar las metas. Por supuesto, estas metas deben ser muy importantes para nosotros, realistas y alcanzables.

Veremos las frustraciones como algo normal que se puede tolerar y manejar sin que decaiga el buen ánimo que tengamos.

6 – Domina el estrés y los miedos

Es normal que nos llenemos de estrés y ansiedad cuando trabajamos en función de alcanzar objetivos. Nuestros miedos hacen que veamos los obstáculos tan grandes que nos sentimos limitados e incapaces de lograr lo que deseamos. Cuando esto ocurre debes de llenarte de energía positiva que te ayuden a vencer esas barreras y así ganar fuerza de voluntad.

Tienes que mentalizarte de que sí puedes, que tus limitaciones sólo está en tu mente, sólo tú sabes cuáles son y sólo tú sabes hasta dónde vas a permitir que te dominen. ¡Comienza a dominar tu estrés y gánale la batalla!

7 – Comparte tus ideas

Si te sientes desanimado, anémico o simplemente no tienes ganas de hacer tus deberes ni lo que te has propuesto durante el día, comparte tus ideas con alguien que te aliente y te recargue de energía positiva con sus palabras, puedes empezar con tus padres u otro familiar cercano si no siempre esta ese buen amigo que sabe que decir.

Los reconocimientos nos ayudan a ganar fuerza de voluntad. Siempre que sintamos la aceptación y la confianza de las demás personas, vamos a ser más optimista con lo que estamos haciendo. No te aísle cuando creas que te hacen falta fuerzas para continuar.

8 – Descansa

¡Llego la hora de la siesta! Como ya dijimos anteriormente, la fuerza de voluntad nos consume físicamente de la misma manera que los hacen los esfuerzos físicos; es por ello, que debemos descansar lo suficiente para recuperarnos y evitar los molestos dolores musculares, dolores de cabeza y las fatigas, que a su vez, conllevan al desánimo.

Duerme lo suficiente, practica terapias de meditación y relajación, y no solo eso también drenar tus ideas ayuda ya sea leyendo un libro, platicando o jugando un rato nos ayuda a descansar y a recargar esa fuerza de voluntad.

9 – No te castigues por tus caídas

Errar es de humanos ¿Acaso los científicos no se equivocaron antes de lograr sus grandes inventos? Ensayo tras ensayo hasta lograr lo que esperaban. Fracasar no es fallar mil veces y volver a intentarlo, fracasar en dejarse vencer a las primeras y no querer intentarlo de nuevo.

Si algo te salió mal, ¡no te desanimes! Perdónate, visualiza tus errores y aprende de ellos. Cuando vuelvas a intentarlo sabrás que evitarás hacer y tendrás más fuerza de voluntad para proseguir. Piensa en tu meta y sigue adelante, no te dejes vencer por los sentimientos de culpa y de fracaso.

Castigarte por tus caídas sólo logrará que abandones tus sueños y desgastes tus energías.

10 – Mantén el equilibrio de tu polaridad

Por último, para ganar fuerza de voluntad es reconocer que en nuestro interior existen dos partes opuestas, una que te dice que actúes de manera impulsiva y la otra que te dice que tienes que ser reflexiva.

La parte impulsiva quiere las gratificaciones instantáneas, no te permite avanzar ya que siempre busca postergar las metas, es decir, nuestro lado flojo y apático. La reflexiva es la que tiene la voluntad, el entusiasmo y el esmero de realizar las cosas.

Si describimos los deseos de cada una de las partes podemos mantener el equilibrio de las mismas, así evitar que la parte impulsiva tome el control de las acciones para luego sacarnos del camino que nos lleva al logro de las metas.

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: La voluntad” Albert Einstein

Facebook Comments