¿Cómo ganar seguridad en uno mismo?

Son pocas las personas que pueden afirmar que se sienten seguros sobre sí mismos, sobre sus capacidades y sus habilidades. Estas inseguridades que arrastramos con nosotros pueden interponerse entre nuestra persona y el objetivo que queremos alcanzar.

Es como poner una pared entre lo que somos y lo que queremos ser, el problema es que esta pared la construyes tú mismo. Para saber cómo ganar seguridad en uno mismo déjame empezar diciéndote que ya has dado el primero paso, quererlo.

Aquí te traemos un top 10 con algunos consejos que te ayudaran a verte como la persona que en realidad eres y no, como aquella que intentan proyectar tus miedos

Las personas seguras en sí mismas demuestran una confianza que se refleja en la forma en que se comunican, en la forma de sus procederes y en general en su lenguaje corporal. No todos gozan de una confianza natural envidiable, algunos tenemos que desarrollarla con técnicas y estrategias como las que te mostramos en este artículo

1-. Rodéate de personas que te inspiren

Rodearte de un grupo de amigos y colegas pesimistas, derrotistas y con poca iniciativa o para nada emprendedores, solo lograra que seas uno más de ellos.

Es mejor rodearte de personas ambiciosas que te ensenen buenas prácticas y que recarguen tu energía. Saber diferenciar entre una persona toxica y una persona beneficiosa puede hacer grandes cambios en ti.

Los hábitos son contagiosos, y así como no quieres contagiarte de un resfriado, de igual manera no querrás contagiarte de los hábitos que afecten en forma negativa la seguridad en ti mismo.

2-. Maneja tu lenguaje corporal

Mantener una posición erguida y segura a la hora de asumir algún reto puede representar un cambio positivo en como desarrollas las actividades.

Funciona igual que el método de sonreír, tu lenguaje corporal transmite un mensaje al cerebro diciéndole que estás seguro y confiado de lo que haces.

Si bien es un método que solo proporciona seguridad momentánea, los logros que puedes alcanzar con ello son reales y duraderos y te harán sentir mejor contigo mismo.

3-. Aprende de los mejores

Rodearte de un grupo de amigos y colegas que te nutran como persona te lleva a conocer la historia de sus logros y derrotas ¡aprende de ellos! Las personas realmente grandes te hacen sentir que tú también puedes ser parte de ellos.

Ver como el trabajo duro y el sacrificio dan frutos te hace sentir que tu también puedes lograrlo. No hay excusa para no salir de la zona de confort de la mano de estas personas inspiradoras.

Las frases motivacionales y las citas de triunfo tienen un resultado similar a estar rodeado de este tipo de personas.

4.- Vigila la forma en que te comunicas

Evita frases auto flagelante como “no sé”, “no puedo” o “no importa”. La forma en que te expresas dice mucho de ti, no solo a los otros sino también a ti mismo. Practica la forma en que te expresas para así poder corregir este tipo de errores.

La frase que no puedes incluir en tu vocabulario es el “no puedo”. Esta oración, por sencilla que suene, genera un mensaje en tu cerebro que te inhibe, mas allá de tu ser consciente, de hacer las cosas.

5-. Abraza el miedo

El miedo es sin duda lo que te reprime de desenvolverte con seguridad. Miedo al fracaso, miedo al qué dirán, miedo a ser juzgado, entre otros. Pero el miedo es también el obstáculo a salvar para alcanzar tus objetivos.

Si te quedas estático en tu zona de confort no podrás superarte. La zona de confort es un límite que puede a su vez expandirse cuando nos acercamos más al miedo y ponemos manos a la obra, así que ¡abraza el miedo!

6-. Enfócate en lo positivo

Conseguir éxitos en el pasado te sirve de estímulo y empujón para lanzarte en la búsqueda de éxitos futuros. Una mente centrada en el positivismo y el éxito logra imponerse y alcanzar metas más jugosas y retadoras que su antítesis.

Visualizarte en la cúspide de la montaña que te has propuesto escalar induce a tu cerebro a encontrar vías que te lleven a lograrlo.

7-. Presta atención a tu apariencia

La ropa que usamos tiene una gran influencia en nuestro estado de ánimo y nuestra actitud. Seguro tienes algún atuendo que te haga sentir poderoso y capaz de lograrlo todo. Pues usa esta satisfacción a favor.

Cuidar de tu apariencia no solo te hará que te sientas con la seguridad de poder enfrentar lo que venga, si no que también da a los demás la sensación de estar tratando con una persona segura, determinada y exitosa.

8-. ¡Mereces lograr tus metas!

No hay una magia celestial ni una justicia divina que vaya a traer el éxito a tus pies solo porque sí. El trabajo duro y la constancia son los responsables de que llegues o no a alcanzar lo que anhelas.

Tu esfuerzo y empeño es lo que te hace merecedor del éxito. Hazte merecedor de tu éxito y exhíbelo con orgullo. Sentir que tu trabajo merece y va a rendir frutos te motiva a seguir desempeñándote en ello y sentir confianza y seguridad mientras lo haces

9-. Atrévete a tomar decisiones

Tomar decisiones por muy tonto que pueda sonar es una forma de desarrollar seguridad en ti mismo. Generalmente las personas inseguras no se atreven a tomar decisiones, por pequeñas que sean, dejando que los otros lo hagan por ellos o incluso que los dominen.

De esta forma además podrás forjar los valores que regirán tu vida, una vez que los hayas establecidos te será más fácil sentir seguridad al ser fiel a estos estándares.

10-. Considera la situación de los demás

Un error común que debemos evitar a fin de lograr un sano desarrollo personal es evitar compararnos con los demás. Si bien habíamos dicho que inspirarse en los éxitos de los demás es motivador, las comparaciones personales pueden llevarnos a engrandecer los éxitos ajenos y minimizar nuestros propios logros.

La idea es ser objetivos, piensa en el trabajo que ha tomado para los demás llegar hasta donde se encuentran ahora.

Facebook Comments