Hipotecar mi Casa para Pagar Deudas

Rate this post

Hipotecar mi casa para pagar deudas, esta es una forma eficaz de prevenir graves problemas financieros y de lograr liquides si estás pasando por momento económico difícil, es por medio de una hipoteca.

Con ella podrás cancelar las deudas de mayor prioridad, además, que te permitirá tomar el control de tu economía para lograr estabilizarla, estarás unificando tus saldos, reduciendo tu interés global a uno menor y por consiguiente pagando menos comisión en el mes.

Es importante antes de asumir cualquier hipoteca, ser consiente de que es un préstamo, y que el monto concedido debe estar entre tus posibilidades de pago, porque es una ayuda financiera que momentáneamente aligerará la carga económica, pero que eventualmente tendrás que cancelar.

Tengo una casa y necesito dinero ¿qué hago?

La opción sencilla y a la vez complicada es hipotecar tu casa, de esta forma obtendrás la liquidez que necesitas para solventar el problema financiero que se te está presentando.

Es “fácil” puesto que obtendrás suficiente dinero para resolver todos tus inconvenientes monetarios, sin embargo se vuelve “complicada” ya que una hipoteca no es más que un préstamo.

Pero antes de proceder con este periplo, lo primero es saber los requisitos necesarios para hipotecar tu casa, vamos a ello.

Estos son los requisitos para hipotecar tu casa

Aunque dependiendo de la entidad bancaria a la cual vayas a solicitar la hipoteca, los requisitos pueden cambiar, si te preguntas ¿qué necesito para hipotecar mi casa en el BBVA? Estos son los documentos a consignar:

Documentación general (independientemente de la situación laboral)

– Número de Identificación Fiscal (NIF) o, en caso de ser extranjero, Número de identificación de Extranjero (NIE) o pasaporte.
– Contrato de señal o de arras, en caso de que ya se haya firmado.
– CIRBE.
– Declaración del IRPF del último año.
– Escrituras de cada propiedad inmueble que se posea.
– Contrato de arrendamiento si el actual domicilio del solicitante es alquilado, y últimos recibos del alquiler.
– Vida laboral actualizada.
– Extractos bancarios recientes.

Documentación requerida al trabajador por cuenta ajena

– Contrato laboral, ya sea definido o indefinido.
– Como mínimo las nóminas de los últimos tres meses.
– Justificación de ingresos adicionales al de la nómina, en caso de tenerlos.
– Recibos de préstamos que actualmente tengamos contratados, si los hubiera.

Documentación requerida al trabajador por cuenta propia

– Declaración anual del IVA.
– Pagos trimestrales del IVA del año en curso.
– Declaración anual del IRPF así como la fraccionada.
– Últimos recibos del pago de la Seguridad Social.

Documentación requerida para sociedades

– Impuesto de sociedades del ejercicio anterior, en caso de haberlo presentado.
– Declaraciones de impuestos del año en curso –IVA e Impuesto de Sociedades fraccionado.
– Balance actualizado de la situación económica de la empresa.

Estos son los mejores bancos para reunificar deudas

El proceso de reunificación de deudas consiste en agrupar todos los impagos que poseas en un única deuda, de esta manera se reduce considerablemente la cantidad que debes pagar al mes por el dinero adeudado.

– Cetelem

– Cajamar

– Borealfinancia

¿Cómo calcular una hipoteca de finca rustica?

Si quieres conseguir una hipoteca para tu casa en suelo rustico, pero primero deseas saber cuánto dinero vas a recibir sin tener que ir al banco, siempre puedes utilizar un simulador de crédito hipotecario para tal fin.




¿Existen otras razones para hipotecar mi casa además de pagar deudas?

Pagar todas tus deudas no es la única razón para hipotecar tu casa, si deseas realizar cambios dentro de ella seguro te has preguntado ¿puedo hipotecar mi casa para una reforma?

La buena noticia es que sí, muchas entidades financieras estarán de acuerdo con financiar la reforma de tu casa, tomando como aval la vivienda, después de todo una vez finalizada la reforma el inmueble tendrá mayor valor.

Otra pregunta recurrente en el cerebro de muchas personas es ¿puedo hipotecar mi casa para comprar otra?

Y este es otro sí, una forma obtener el capital necesario para comprar otra vivienda es hipotecando tu casa. Pero ojito con esto eh, primero busca ayuda de un asesor financiero que te guíe durante el proceso.

¿Cómo obtener lineas de crédito con garantía hipotecaria?

Las líneas de crédito con garantía hipotecaria, son el préstamo de un fondo monetario al cual tendrás acceso a medida que vayas necesitando el dinero.

El dinero que te van a prestar tiene un máximo del 85% de la amortización de tu hipoteca, donde dicho valor proviene de restarle al valor actual de mercado que tiene tu casa, el valor total que sigues adeudando de hipoteca.

Para obtener una de estas líneas de crédito con garantía hipotecaria, debes acudir a los bancos, instituciones de ahorro y préstamo, compañías hipotecarias, o cooperativas de crédito.

También puedes asesorarte con agentes inmobiliarios o bókers que te guíen en el proceso.

¿Qué son los prestamos con aval de vivienda?

En caso de que ya tengas hipotecada tu casa, pero aún así necesites dinero para pagar deudas, siempre puedes pedir un préstamo con aval de vivienda.

En este préstamo el banco toma como garantía en caso de impago tu inmueble, el monto total que podrán prestarte se calcula de la misma manera que para el caso de las líneas de crédito hipotecario.

¿Se puede hipotecar el 50% de una propiedad?

Si te preguntas si se puede hipotecar una parte de una propiedad lo cierto es que según el artículo 339 del código civil:

“Todo condueño tendrá la plena propiedad de su parte y la de los frutos y utilidades que le correspondan, pudiendo en su consecuencia enajenarla, cederla o hipotecarla, y aun sustituir otro en su aprovechamiento, salvo si se tratare de derechos personales. Pero el efecto de la enajenación o de la hipoteca con relación a los condueños estará limitado a la porción que se le adjudique en la división al cesar la comunidad.”

Así que aunque te toque sólo un porcentaje de una vivienda, bien puedes hipotecarla para pagar deudas.

¿Cómo saber si tengo deudas?

Si tienes dudas de cuál es la totalidad de tus deudas, ya sea porque cambiaste de domicilio y no llegaron los recibos u otros percances, existen una forma eficaz de conocer cuáles son, gracias a listas o ficheros como ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), que se han encargado de crear una base de datos, que registra los impagos que fueron generados por personas particulares o empresas.

Las empresas o bancos notifican a este tipo de entidades del impago de una deuda y al mismo tiempo notifican al deudor que será incluido en esta lista, de igual manera se puede consultar si estás en ella solicitándolo por medido de un documento legal de consulta a la empresa responsable de la base de datos de ASNEF.

Cobro de deudas por vía judicial

Si adquiriste una deuda, existen varias maneras en las que pueden solicitarte el cobro, una de ellas es por vía judicial (es común que esta medida sea tomada cuando los intentos más amistosos de cobrar la deuda han fracasado), donde se pueden tomar una de estas tres acciones:

Petición inicial de procedimiento monitorio: esta es la vía más utilizada para reclamar deudas de menor valor, las opciones son pagar, oponerte, lo cual resultaría en un juicio verbal u ordinario y no oponerte, pero tampoco pagar que dará resultado un decreto que reconoce la cantidad adeudada.

Procedimiento declarativo verdal u ordinario: Se realizará un proceso verbal si el monto de deuda no supera los 6.000 euros. Será un procedimiento ordinario si la cantidad supera el monto nombrado anteriormente.

Procedimiento cambiario: Este procedimiento se basa en que la obligación de reintegrar la suma adeudada queda registrada en un título de valor previstos en la Ley cambiaria y del cheque, por medio de una letra de cambio, un pagare o un cheque.

¿Cómo pagar mis deudas si no tengo dinero?

Si no cuentas con la liquides necesaria para pagar tus deudas, una manera de lidiar con la situación es llegando a un acuerdo con los proveedores, comentando lo que está ocurriendo y planear una estrategia de pago que puedas afrontar de forma satisfactoria.

Otra opción que también se maneja para sobrellevar este tipo de percances es ampararse en La ley de segunda oportunidad, cuya finalidad es dar una solución a las deudas adquiridas con el tiempo que no estás en posibilidades de pagar.

Reclamación Hipoteca Multidivisa
¿Qué es una Hipoteca Multidivisa?
Hipoteca Sin Entrada
Renegociar Hipoteca
Hipotecas Multidivisas Foro
Sentencia Tribunal Supremo Hipoteca Multidivisa
Reclamar Gastos Hipoteca Al Banco
Clausulas Abusivas Hipotecas
Hipoteca Interés Fijo

Facebook Comments